consejos-nutricionales

Se puede bajar de peso, cuando la dieta que consumimos contiene muy bajas cantidades de carbohidratos. Cuando las personas tienen sobrepeso o son extremadamente obesas son propensas a tener enfermedades como la diabetes, enfermedades al hígado y principalmente las cardiovasculares.

Este tipo de dietas que contemplan bajas cantidades de carbohidratos siempre están en debates, ya que podrán representar diferentes problemas al momento de la dieta. Una dieta que es baja en carbohidratos también puede o no ser baja en proteínas y calorías.

Algunos de los diferentes tipos de carbohidratos son la fibra, almidón y el azúcar. La que no proporciona calorías es la fibra ya que esta es indigesta, pero los almidones y los azúcares son más fáciles de digerir. Las moléculas de los almidones y de los azúcares son mucho más grande por lo que no suelen transportarse a través del torrente sanguíneo. Para que esto ocurra deberá en primero lugar absorber a las enzimas.

La concentración de glucosa en nuestra sangre se eleva cuando se consumen carbohidratos. Pero para poder contrarrestar eso, el páncreas libera insulina. Esta lo que hace es ayudar a remover la glucosa del torrente sanguíneo para posteriormente poder utilizarlo como combustible.

Criticando las dietas con carbohidratos y proteínas

La fuente de alimentación de nuestro cuerpo está representada por proteínas, carbohidratos y grasas, las proteínas y los carbohidratos proporcionan a nuestro cuerpo, cuatro kilo calorías pro cada gramo de alimento. Pero sin embargo la grasa proporciona 9 de esas calorías por cada gramo.

Hay algunas personas que piensan que por que se reduzcan los carbohidratos puede aparecer hipoglucemia, pero por suerte nuestro cuerpo es muy intolerante a este tipo de cambios, pero para que se mantenga este nivel no es necesario que se ingieran solamente carbohidratos.

Los bloques de construcción de proteínas y grasas se pueden convertir en glucosa dentro del cuerpo. En realidad la hipoglucemia puede ser causada por la producción de insulina tras el consumo de hidratos de carbono en personas que son resistentes a la insulina.

Dietas bajas en proteínas y carbohidratos

A diferencia de los carbohidratos, proteínas y grasas tienen un papel importante en el cuerpo no relacionado con energía. Uno de los más importantes está en el crecimiento, reparación y mantenimiento de las células.

Cada célula de tu cuerpo tiene una capa exterior llamada una membrana superficial de la célula que controla lo que entra y sale de la célula. Esta membrana está compuesta de grasa y proteína.

Tanto los aminoácidos (los bloques de proteínas) y ácidos grasos son necesarios para la fabricación de las hormonas en el cuerpo. Los anticuerpos, que combaten las bacterias y virus, son proteínas sanguíneas especializadas.

Así que además de suministrarle energía, grasas y proteínas proporcionan los materiales de construcción para mantener su cuerpo funcionando correctamente. Cuando come con una cantidad limitada de carbohidratos, dieta grasa es realmente beneficioso para su salud. Trata de siempre consultar a un médico antes de realizar cualquier tipo de dietas, ya que cualquiera de los dos tipos de exceso son malos. Y una dieta siempre es mejor si se acompaña con ejercicio físico.