como-funcionan-las-grasas

En la sociedad que vivimos hoy en día prácticamente rechazamos las comidas con grasas. La lipófoba se está empleando para decir a las personas que rechazan a aquellas con obesidad. En este artículo trataré de explicar la función de los lípidos y de las grasas.

Algunas de las funciones de las grasas o lípidos son la del grupo de biomoléculas o lo que es lo mismo el grupo dispar ya que estas difieren mucho en lo que son las funciones y la estructura, pero algunas de las funciones que podemos nombrar son las siguientes:

A diferencia de lo que piensan las personas, por ejemplo los camellos almacenan grasa y no agua en las jorobas. La principal reserva de energía de nuestro cuerpo provienen de los lípidos o grasas. Es sabido que por cada gramo de grasa, esta genera 9 kcal, pero un un gramo de carbohidratos solo aportan cuatro kilo calorías al igual que las proteínas.

También se almacenan otras sustancias gracias al tejido adiposo y no solo este almacena lípidos. Este tipo de sustancias suelen ser vitaminas D y , pero también pueden tener sustancias que no son saludables para nuestro cuerpo. Cuando realizamos una dieta, este tipo de sustancias aceleran el metabolismo en nuestro cuerpo, por tal motivo siempre estamos recomendando que la pérdida de peso debe de ser paulatina y no de una manera agresiva.

Los lípidos estructurales y otra clase

Estos son los que ayudan a constituir las membranas celulares, para determinar la fluidez de las membranas son los fosfolípidos y el colesterol, por lo que la alimentación es determinante en este aspecto.

Otros tipos son los lípidos reguladores y térmicos, los primeros son los encargados de facilitar las reacciones químicas y los segundos son los que regulan la temperatura de nuestro cuerpo. En la actualidad se está estudiando lo que son los nuevos tipos de tejidos adiposos, ya que estos se forman debido a la actividad física de cada individuo.

Estos tienen un metabolismo relevante gracias a los mecanismos de la termogénesis, por este motivo es que debemos de hacer ejercicio a diario y no ser unos sedentarios, no solo para mantenernos en forma sino que además ayuda a bajar de peso.

Pero esto no es todo, sino que además hay lípidos que contienen funciones mecánicas como lo son los amortiguadores. Para que se tenga una mejor idea, uno de los amortiguadores en nuestro cuerpo son las palmas de las manos o las plantas de los pies.

Hay otros lípidos que se encargan de transportar, ya que a través de la pared intestinal se absorbe el colesterol y este es transportado por los ácidos biliares.

Para tratar de no acelerar el metabolismo, o para que no se realice una dieta agresiva lo ideal es que mantengan una alimentación balanceada y saludable, esto también ayuda al efecto rebote. Se debe de consumir mucha fruta y verduras periódicamente y tratar de eliminar la grasa de nuestro cuerpo.

Pero antes de comenzar cualquier dieta, es recomendable proponernos una meta, consultar al médico y que sea este quien nos diga que alimentos consumir y cuales no.