plataforma-vibratoria

Las maquinas de ejercicio multifuncional son una excelente alternativa para quienes necesitan ejercitar su cuerpo y tienen espacio suficiente en casa para instalar una. La productividad que tienen estas máquinas dependerá de las necesidades de cada persona, aunque generalmente el disponer de ellas hace necesario contar con un “coach” que ampare el ejercicio que se haga.

Una de las dudas que siempre asaltan a las persona es saber si comprar una multifuncional o inscribirse en el gimnasio, así mientras la gran mayoría piensa que basta con comprar una para tener el cuerpo perfecto, un porcentaje menor de persona prefiere desembolsar más dinero a la larga en un centro de ejercicios que comprando una máquina multifuncional a la que pocas veces podrá sacársele provecho suficiente.

Ventajas de tener máquinas para hacer ejercicio

Una de las ventajas más claras es el no tener que pagar la mensualidad del gimnasio, no necesitar un entrenador personal y evitarse también los costos de traslado al sitio donde se practique la rutina de ejercicios. También es bueno tener una cuando no queda mucho tiempo para salir de casa, pero por la rutina que se lleva se tienen espacios o ventanas de tiempo suficientes como para realizar determinadas rutinas diarias.

Poder hacer una rutina específica desde la comodidad del hogar es una de aquellas ventajas que más destacamos, aunque siempre en la medida que se tenga la experiencia de un especialista que nos instruya en qué hacer, cuánto y cómo para evitar lesiones y aumentar la posibilidad de obtener buenos resultados.

Desventajas de tener máquinas de ejercicio

Muchas de las ventajas, miradas desde otro prisma, se transforman en desventajas por razones que pasamos a exponer a continuación.

La comodidad del hogar puede ser un mal compañero para quienes persiguen baja de peso, tonificar su cuerpo o conseguir resultados con una rutina ¿Por qué? Simplemente porque el exceso ella nos hace “retrasar” la rutina que tenemos que hacer y nos distrae más de lo que debería.

Tener una máquina de ejercicios en casa es lo mismo que trabajar en el hogar, para muchos representa una ventaja pero al mismo tiempo un inconveniente al hacer muchas cosas en un mismo recinto sin posibilidad de cambiar de aire, conocer personas nuevas y conseguir inspiración de otros que hacen rutinas como las nuestras y nos llevan a esforzarnos cada vez más.

Uno de los grandes problemas de las máquinas de ejercicio multifuncional está en la cantidad de peso que poseen, pues la gran mayoría no admite se amplíe este y por eso se estará un poco limitado versus el uso de mancuernas, barras y otros que siempre podrán acomodarse a las necesidades de cada quien.